Este 15 de julio se festeja en México el Día de la Secretaría, aunque por la pandemia de coronavirus muchas están trabajando en su casa.

La celebración se realiza cada año el tercer domingo de julio, una fecha que las trabajadoras ya deben tener bien agendada.

Esta conmemoración fue impuesta por la presidenta de las Secretarias Ejecutivas de México en 1958 y busca reconocer esta profesión.  En un inicio se festejaba el 3 de diciembre, después se pasó para el 24 de julio y al final se fijó para el tercer domingo de julio.

Una secretaria o secretario (del latín secretarĭus) es la persona que ejerce como asistente de dirección o administrativo, encargada de supervisar los asuntos, sobre todo aquello que requiera confidencialidad (es decir, lo secreto), de personas de cierto poder, como monarcas, papas, presidentes, directores, etcétera.

Además, pueden o no compartir las tareas del auxiliar administrativo, una profesión orientada a realizar actividades básicas de oficina. Existen las secretarias ejecutivas, quienes trabajan en cargos de alto nivel en las empresas.

Sus funciones están relacionadas con el trabajo de oficina, según Wikipedia:

·         Recibir documentos

·         Atender llamadas telefónicas

·         Atender visitas

·         Archivar documentos

·         Realizar cálculos elementales

·         Informar todo lo relativo al departamento del que depende

·         Estar al pendiente de la tramitación de expedientes

·         Tener actualizada la agenda, tanto telefónica como de direcciones, y de reuniones

·         Poseer conocimiento de los departamentos de las administraciones públicas con los que esté más relacionada la sección de que dependa

·         Tener conocimiento del manejo de maquinaria de oficina, desde calculadoras hasta fotocopiadoras, pasando por ordenadores personales y los programas informáticos que conllevan

·         Amplios conocimientos en cuanto al protocolo institucional y empresarial.