Nélida Padilla Gómez, doctora en psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informó que, al igual que otras actividades de la vida diaria, las relaciones sexuales tendrán que reformularse debido a la pandemia de coronavirus que se está enfrentando.

A pesar de que el Covid-19 no es una enfermedad de transmisión sexual, los besos implican un intercambio salival constante que puede ser una “fuente importante de contagios”. Asimismo, la sexóloga explicó que es necesario cuestionar la importancia y el compromiso de las relaciones de pareja, con la finalidad de evitar la propagación de coronavirus. Por ello, sugirió que mientras no exista un tratamiento que atenúe la sintomatología de esta enfermedad, es necesario optar por entablar relaciones erótico-afectivas con parejas estables.

Del mismo modo, Padilla Gómez declaró que el confinamiento es una buena oportunidad para experimentar otras formas de vida sexual a través del autoconocimiento. “Es fundamental ampliar la percepción de la sexualidad, pues no sólo implica el coito; abarca todo lo que somos, está en lo que sentimos, hacemos, gozamos, pensamos y se puede expresar con emociones, actividades, sentimientos y conductas”. 

La experta hizo un llamado a la población para utilizar diferentes clases de preservativos y barreras bucales, mejor conocidas como láminas de látex. Del mismo modo, recomendó el lavado de manos exhaustivo con agua y jabón, antes y después del sexo.

Con información de El Universal.