David Raubenheimer y Stephen J. Simpson, biólogos y especialistas en nutrición, afirman, en su reciente libro Eat Like the Animals (Come como los animales), que los humanos tienen un instinto para comer balanceado, el cual se ha ido desarrollando con el paso del tiempo y es resultado de siglos de evolución.

Raubenheimer y Simpson estudiaron por más de 30 años los patrones de cómo se alimentan y regulan los apetitos en los humanos y alrededor de 50 especies animales, tanto en la Universidad de Oxford, en Reino Unido como en la Universidad de Sidney, en Australia.

Las investigaciones arrojaron que el hambre es muy compleja, pues  al igual que en las especies animales, los humanos no sólo tienen un apetito, sino 5 que operan en conjunto. Dichos apetitos son de proteínas, carbohidratos, grasas, calcio y sodio (sal).

“Los humanos tienen sistemas de apetito que son expertos en indicarnos que comamos una dieta equilibrada”, afirmaron en una entrevista para BBC. Sin embargo, agregaron que sólo se puede hacer con alimentos enteros, que se cazan, recolectan o cultivan en granjas, ya que con los alimentos procesados que ofrece la industria  los sistemas del cuerpo no desarrollan apetitos específicos.

Finalmente, los especialistas recomendaron rodearse de alimentos adecuados para seguir las instrucciones de los 5 apetitos, lo cual dará como resultado una dieta equilibrada y saludable.

Con información de BBC News.