Estados Unidos conformó una estructura gubernamental para vigilar el cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de México en el marco del T-MEC.

Los expertos laborales fueron designados directamente por la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EU y por su perfil sindical, se estima que podrían ejercer una presión importante sobre las empresas en México, según una información del diario Reforma.

Según Herminio Blanco, asesor en materia de comercio exterior del Consejo Coordinador Empresarial, los expertos laborales podrían ejercer una presión importante sobre las empresas en México por lo que las secretarías del Trabajo y de Economía se están coordinando con el sector privado para diseñar medidas preventivas.