La Auditoría Superior del Estado (ASE) ahora acusó un posible conflicto de interés del rector Alfonso Esparza Ortiz, por presuntamente contratar al despacho de un socio para que audite a la BUAP.

Sin pruebas de por medio, el organismo encabezado por Francisco Romero Serrano solo condenó la contratación y la calificó de “un atentado” contra las leyes.

A través de su cuenta de Twitter, advirtió este lunes que revisará el contrato que firme la universidad con el despacho Fates Consulting por las presuntas anomalías.

A decir de la ASE, el titular del despacho contratado es socio de la firma Espor, que significa Esparza Ortiz y es propiedad del rector.

“La @AsePuebla hará revisión al contrato que celebren Fates Consulting y BUAP respecto al conflicto de intereses en el que el titular de este despacho, también es socio de la firma Espor, Esparza Ortiz, y que a todas luces representa un atentado contra todas las leyes aplicables”, amagó.

De forma previa la auditoría emitió otra publicación, pero de inmediato la borró, aunque en ella señalaba que aún no se emiten los lineamientos para contratar auditorías privadas.

“#Entérate || La ASE aún no emite los lineamientos para la contratación de los despachos de auditores externos para las entidades fiscalizables entre las que se encuentra la @BUAPOficial por lo que llevará a cabo una evaluación jurídica al despacho Fates Consulting SC”, refirió.

En otro tuit que también fue eliminado advirtió: “también se investigará la relación que hay entre el despacho y @alfonsoesparzao”.

ASE autorizó a auditor externo

Tras los dichos de la ASE, Fates Consulting afirmó que cuenta con todas las autorizaciones del propio organismo para ejercer como auditor externo este año.

Publicó un oficio con fecha del 13 de marzo de 2020 donde el auditor superior Francisco Romero Serrano avaló al despacho como auditor externo tras confirmar que cumplió con los requisitos establecidos en la convocatoria.

En otro oficio, del 14 de abril, consta que la ASE entregó la constancia de auditor externo que le permite fiscalizar a los sujetos de revisión.

La empresa también negó algún conflicto de interés y difundió la escritura de su acta constitutiva realizada el 1 de abril de 2008.

En ella constan como socios Francisco José Olvera Fonseca, Jorge Eduardo Galván García y José Hernández Martínez, aunque la ASE no precisó el nombre de a quién acusa de ser socio de Esparza Ortiz en la firma Espor.

Echa la ASE a auditor externo

La contratación de Fates Consulting fue anunciada por la máxima casa de estudios el pasado 19 de junio, luego de que la ASE vetó a RESA y Asociados, el despacho que practicaba la auditoría externa y que por varios años ha trabajado con la BUAP.

El jueves 18 el Consejo Universitario informó la baja al acusar a la auditoría estatal de echar al despacho como una represalia porque se negó a entregar información “fuera de la norma”.

A raíz de esa remoción, el Consejo Universitario aprobó la contratación del nuevo despacho por un monto de 3 millones 100 mil pesos.

En un posicionamiento el Consejo vio el veto realizado por la auditoría como una nueva afrenta política contra Esparza Ortiz en el intento por tomar el control de la BUAP.

Tras los dichos del órgano universitario, la ASE emitió un comunicado en el que sostuvo que la baja de RESA se realizó apegada a la ley debido a la supuesta disparidad entre el personal y mobiliario registrados.