Al término de la sesión extraordinaria del Consejo Universitario este jueves, el Rector Esparza Ortiz ratificó ante los consejeros su decisión de promover un amparo ante los constantes ataques no sólo en contra de su persona o de la institución que representa, sino también contra su familia.

Acusó que estas acciones obedecen a una clara intención de incidir en la elección universitaria del próximo año.

Al respecto, fue contundente: “Al próximo Rector de la BUAP lo elegirán los universitarios y nadie más”. Agregó que el amparo va más allá de una orden de aprehensión, “va hacia una denuncia sistemática de intromisión e injerencia de la vida universitaria, así que le daremos continuidad”.

El Rector de la BUAP agradeció las muestras de apoyo por parte de la comunidad universitaria y añadió que la Institución sigue enfocada en cumplir sus funciones, asegurando que la intención es seguir trabajando: “Queremos que nos dejen trabajar”, subrayó.

La semana pasada Esparza Ortiz presentó un amparo en contra de cualquier acción que ejerzan el gobernador, el Congreso del estado, la Auditoría Superior, la Fiscalía General del Estado de Puebla y el magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia.

En el amparo se detalla que se busca suspensión de cualquier oficio y de plano a privación de la vida, mutilación, infamia, marcas, azotes, palos, tormento de cualquier especie y desaparición forzada.

Finalmente el rector anunció que el lunes próximo se pondrá en marcha en el Hospital Universitario de Puebla una nueva área con 18 camas disponibles para terapia intensiva, en la que se podrá atender a pacientes con enfermedades respiratorias crónicas. De igual forma, invitó a seguir este 25 de junio a Marcela Lagarde, especialista y pionera en temas de equidad de género, quien dará una conferencia a través de los canales virtuales de la Universidad.