La tarde de este miércoles, después de cinco días de espera, finalmente llegaron los restos de Gardenia y Dulce Dayann, madre e hija que fueron violentamente asesinadas y calcinadas dentro de su vehículo en el municipio de Acajete.

Tras haber sido localizados sus cuerpos la mañana del pasado 12 de junio, al interior del automóvil en el que salieron de su domicilio un día antes, finalmente este miércoles los féretros con sus restos llegaron a la comunidad de La Magdalena Tetela.

Una vez con los restos de Gardenia y Dulce, de 26 y 11 años, los familiares e integrantes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se dispondrán a velarlas lo que resta de este miércoles para que el jueves por la mañana partan al panteón para el sepelio de ambas.

Aunque el gobernador Miguel Barbosa Huerta aseguró que el caso no quedaría impune, hasta el momento la Fiscalía General del Estado no ha dado información del caso y por fuentes al interior de la corporación se sabe que aún no hay personas detenidas por el doble feminicidio.

Los familiares de Gardenia y Dulce han acusado a Alonso M. de ser el principal sospechoso del crimen pues además de ser la ex pareja de Gardenia, durante su relación hubo casos de violencia e incluso amenazas de muerte con un arma de fuego, por lo que creen que él estaría detrás de este hecho.