Luego de la polémica con OV7, Ari Borovoy y su hermano Jack se encuentran en el ojo del huracán, pues según informó el programa de espectáculos ‘Ventaneando’, Bobo Producciones se enfrenta a una multidemanda por parte de varios de sus ex empleados.

De acuerdo al medio, cuatro de sus ex trabajadores acusaron a los hermanos Borovoy de no pagarles su sueldo desde el pasado mes de marzo.

El abogado Adolfo González Bernal contó que el problema con los pagos de sus clientes Sebastián Cortéz, Enrique Santiago Vega, Luis Fernando Echeverría y Georgina González inició desde diciembre y que desde hace tres meses fueron enviados a trabajar en modalidad home office.

“En enero y febrero les hicieron un pago a partir de otra empresa, les dejaron de pagar y comenzaron a utilizar otras empresas, iban alternando un método tipo carrusel, elegantemente le llaman planeación fiscal, pero es eludir sus responsabilidades patronales”, reveló el abogado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esta foto@ariborovoy) el

Sin embargo, González Bernal afirmó que esto solo podría ser la punta del iceberg de otros delitos, pues Jack y Ari Borovoy han realizado diversas operaciones para evadir su responsabilidad ante la Secretaría de Hacienda, Infonavit, Seguro Social, entre otras instituciones gubernamentales, por lo que la demanda laboral podría convertirse en penal.

“Esto puede ser la punta del iceberg respecto a otros delitos, van aparejadas otras obligaciones tanto tributarias como otras que pudieran derivar en un delito”.

-Aquí el video