El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, pidió paciencia a los fieles y los exhortó a quedarse en casa ante la ola de contagios de Covid-19 y a los que tengan que salir lo hagan con todas las medidas necesarias, ante la falta de fecha para reabrir los templos.

Al encabezar la homilía dominical, el líder de la Arquidiócesis de Puebla dijo a los católicos que el mejor lugar es el hogar y solo salir en caso de que sea necesario.

"Recordemos que Puebla sigue en semáforo rojo e invito a qué permanezcamos en casa y si alguien tiene que salir con mucho cuidado y que tome todas las precauciones que nos da la Secretaría de Salud", reiteró.

Asimismo el líder de la grey católica hizo especial énfasis en pedir para que la crisis sanitaria pase pronto y rezó "por los que han muerto y por sus familias que sufren la pérdida y la enfermedad de sus queridos, que el señor les de consuelo y les de paz".

Finalmente, el arzobispo Víctor Sánchez pidió porque esta emergencia sanitaria pase pronto para retomar las misas presenciales, aunque aún no existe una fecha en la que las iglesias puedan reabrir sus puertas; se sabe que solo se permitirá el acceso a un 20 por ciento del aforo.

Cabe mencionar que las actividades religiosas se han llevado a cabo desde el pasado mes de marzo a puerta cerrada y han sido transmitidas por televisión, radio y Facebook Live, pero ante el contexto actual aún no hay una fecha para reabrir las misas al público.