El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) tienen previsto que sus agremiados reanuden sus actividades la primera semana de junio.

El presidente del CCE, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, manifestó que como sector siempre han acatado las medidas de seguridad que han emitido desde el gobierno federal y estatal. Reconoció que más de 24 mil empresas afiliadas están “agonizando" ya que van para dos meses sin generar un solo centavo y si la situación se prolonga ya no aguantarán más.

“Nosotros como sector estamos apoyando esta postura y estamos ya en la recta final y yo creo que es importante ahorita aguantar una semana más este tema”, dijo.

Pidió al sector empresarial aguantar una semana más y acatar el decreto que fue emitido el pasado 22 de mayo, que prohibía el regreso de la actividad automotriz y construcción para evitar el incremento de contagios de Covid-19. Precisó que como empresarios han hecho un gran esfuerzo al cerrar empresas y negocios por la salud de los empleados y proveedores.

“Yo creo que es mejor esperarnos unos días más que volver a cerrar unos días porque va a ser peor, por no esperarnos unos días”. 

Canaco reiniciará labores en los próximos días

Por su parte el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) en la entidad, Marco Antonio Prósperi Calderón, informó  que el sector que representa tiene pensado regresar en los primeros días de junio para no incrementar el daño económico, pese a que el gobernador indicó que no se retomarían actividades sino hasta la tercera semana de junio.

"Nuestra postura como sector empresarial es ya abrir en el mes de junio y la verdad es que no podemos aguantar 

tanto porque vamos a pasar a una problemática muy seria en Puebla. Necesitamos atender el tema económico. Puede ser devastador si no regresamos a principios de junio", aseguró.

También reprochó que el gobierno del estado no haya permitido la reanudación de actividades de la industria de la construcción y automotriz, y se corre el riesgo de perder la cadena de proveeduría, por lo que podrían perder sus contratos, principalmente en Estados Unidos.

Aseguró que su regreso será con mucha prudencia y con mucha responsabilidad para reiniciar las actividades en los primeros días de junio. Será un regreso escalonado y con muchos protocolos de sanidad, se está proponiendo que los restaurantes trabajen al 30 por ciento de su capacidad.

Finalmente recordó que la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), que aglutina todas las cámaras de comercio del país, prevé que si no regresan a la actividad comercial en los primeros días de junio, el cierre de micro empresas y negocios puede llegar cerca del 40 por ciento.