La noche de este miércoles, en Atlixco, el pleito por los clientes entre dos vendedores de molotes terminó con la lesión de uno de los involucrados, todo sucedió en la calle 11 sur en el barrio de San Juan en el centro de la mancha urbana.

En esta calle existe la venta tradicional de molotes por las noches, debido a la crisis económica y a las diferencias con los arrendatarios, doña Pola una de las vendedoras iconos de este platillo dejó recientemente el local que ocupó al menos los últimos 10 años.

Este espacio fue habilitado por los dueños del lugar para la venta de antojitos mexicanos, entre ellos molotes, lo que desencadenó, desde hace al menos un mes, una disputa por los clientes entre ambas vendedoras, primero fueron carteles haciendo alusión a que la anterior molotera era sucia y ahora son más limpios.

En respuesta doña Pola mandó a su nieta a instalarse cerca del otro local para decirles a los clientes donde se encontraban ahora y así provocar que la clientela regresara a su local.

La bomba estalló por todo esto, salieron a relucir cuchillos y versiones extraoficiales señalan que en la disputa una persona resultó lesionada, aunque no especifican de qué bando fue, pero sí que recibió atención de la ambulancia.

Mary Ríos, una de las vendedoras de molotes señaló: “gracias a Dios la gente se da cuenta del abuso que hace la familia de la sra. Hipólita, su hija que es la que hace todo es disque "doctora" que desde que abrí mi local para ofrecer chalupitas y cosas diversas, como el molote, manda a una niña en la puerta de mi casa para gritarle a los clientes, que no es ahí, conocidos y fam van a hacerme gasto y reciben el hostigamiento de todos; es horrible y hoy agredió verbal y físicamente a mi yerno hasta la puerta de mi casa, no tienen temor de Dios, después de no pagarme 8 años renta, no dejan que trabaje con el derecho a la libre competencia que tenemos todos”, concluyó.