Debido a la extensión de la cuarentena por Covid-19, la Cámara de Industria Textil de Puebla y Tlaxcala (Citex) informó que hizo una petición a los gobiernos federal y estatal para que empresas puedan cambiar temporalmente su giro y fabricar insumos médicos para que no se pierdan los más de un millón de empleos del sector y piden que la industria textil también sea considerada como esencial.


Así lo dio a conocer el presidente de Citex, Carlos Couttolenc López, quien señaló que sólo el 10 por ciento de las empresas textiles sigue laborando en la fabricación de insumos médicos, por lo que están trabajando con el gobierno para reconvertir más empresas de dicho sector para surtir al sector salud.

"Actualmente casi el 90 por ciento de las fábricas están paradas y algunas fábricas que están en el sector salud están trabajando para entregar sus productos a la cadena para que se pueden hacer ciertos productos desechables, los cubrebocas de tres capas, batas médicas, eso es lo fuerte", precisó

Aseguró que el monto de lo que podría producir, en caso de poder reconvertirse, es incierto porque depende de las fábricas que puedan cambiar de giro, aunque indicó que el costo es algo elevado, sin embargo, vale la pena invertir en el sector ya que debido a esta pandemia se va a requerir mucho material, por lo cual ya están tramitando permisos y están pidiendo al gobierno federal ver a la  industria textil como una industria esencial  para ayudar a conservar empleos.

"Lo que estamos pidiendo a las autoridades, les estamos pidiendo que vean a la industria textil como industria esencial. Realmente va a trabajar la industria que se pueda reconvertir; la otra industria que no tiene mercado ahorita, no va a estar trabajando", explicó.

Puntualizó que el sector está pasando por una  situación muy triste en donde están peligrando alrededor 1 millón 700 mil empleos porque muchas tiendas departamentales y de autoservicio no están comprando nada de textil y por eso el 90 por ciento de la  industria se encuentra  parada.

El empresario mencionó que lo que les preocupa mucho es que ante la extensión de la cuarentena al 30 de mayo, la recuperación va a ser hasta fin de año, ya que  muchas fábricas se encuentran en la quiebra, por eso piden el apoyo para reactivar las empresas que se pueda y tratar de salvar la mayor cantidad de empleos posibles, pero  precisó que va depender de cada fábrica y su economía.

Finalizó diciendo que las empresas están pagando actualmente  el 100 por ciento de los salarios. Otras, dada su capacidad financiera, han llegado a acuerdo con sus sindicatos sobre porcentajes de salario.