La Secretaría de Salud afirmó que a las personas que mueren por coronavirus antes de que se confirme el padecimiento, sí se les practica una prueba de laboratorio siempre que los síntomas lo justifiquen.

El subdirector de Vigilancia Epidemiológica, José Fernando Huerta Romano, señaló que los epidemiólogos de la dependencia están capacitados para determinar en qué casos se puede realizar una prueba Post Mortem.

En conferencia de prensa, el funcionario indicó que es necesario que los epidemiólogos realicen una valoración sobre si hubo o no factores que alerten sobre Covid-19 en una persona que fallece por un padecimiento respiratorio, para practicarle exámenes de laboratorio.

“Si la persona tiene los antecedentes que justifiquen realizar una prueba Post Mortem, se puede realizar. De esto se tiene que ser muy acucioso y de esto están muy bien preparados los epidemiólogos de todo el estado, para reconocer si hubo o no un factor de riesgo para documentar una muestra en una persona ya fallecida”, expuso.

e-consulta publicó un oficio de la dependencia estatal en la que se solicita a los directores de hospitales que no se establezca en actas de defunciones el diagnóstico de “probable coronavirus” si los pacientes no cuentan con una prueba de laboratorio que confirme el padecimiento.

Al respecto, Huerta Romano insistió en que si hay “antecedentes” relevantes en los pacientes, entonces se les practica una prueba aún cuando hayan perdido la vida.

Sobre el tema, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta comentó que todas las personas que acuden a los servicios de salud por problemas respiratorios, son atendidas sin importar que tengan o no coronavirus, por lo que aseguró que la atención a todas las personas está garantizada.