El intenso brote de Covid-19 ha hecho que se cancelen todo tipo de eventos alrededor del mundo entre los que podemos agregar los planes personales que cada quien pudo hacer.

Esto lo saben a la perfección Max y Greta, una pareja de médicos emergencistas que decidieron suspender su boda para quedarse en su trabajo y salvar vidas.

A través de su cuenta de Instagram, la cual comparten, publicaron una fotografía en la que aparecen dentro de un quirófano mientras se dan un beso con carteles con el siguiente mensaje:

“Nosotros deberíamos estar casándonos hoy pero decidimos trabajar para ti. Por favor, quédate en tu casa por nosotros".

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Today we should of been getting married, but instead ...

Una publicación compartida de Max&Greta | Travellers ER Docs (@thegreatmedscape) el

 

 

Cómo era de esperar, la fotografía rápidamente logró viralizarse y obtuvo miles de comentarios positivos.

Aunque no tuvieron la ansiada celebración, los enamorados no se quedaron con las ganas de vestirse de blanco y sus colegas les improvisaron un 'traje' y un 'vestido' para retratarse frente a una ambulancia.

“¡Cuando no puedes casarte pero trabajas con personas increíbles y te visten con papel y una bolsa de basura para hacerte sentir como la pareja más hermosa!", escribieron.

 

 

Foto: Instagram / Max&Greta