El priísta Eduardo Vázquez Márquez, alcalde de Zapotitlán Salinas, se niega a pagar 152 mil pesos de salarios a la regidora Mercedes Ramírez Salazar, a quien incluso destituyó y no quiere reinstalar.

El alcalde recurrió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para impugnar la sentencia donde se le ordenó cubrir los adeudos y devolver el cargo a la regidora.

El monto es la suma de las quincenas de 8 mil pesos acumuladas desde el 30 de junio de 2019 al 28 de febrero de 2020, además del aguinaldo del año pasado, también de 8 mil pesos.

La resolución contra el presidente municipal la dictó el Tribunal a Electoral del Estado de Puebla (TEEP), quien además lo amonestó públicamente tras acreditar que vulneró los derechos de la denunciante.

Inconforme con la resolución, la semana pasada el munícipe interpuso un juicio electoral en la sala regional Ciudad de México del TEPJF.

El recurso va signado también por la Tesorera municipal Dulce Jannet Cid Herrera, a quien se le encontró culpable también de la retención de salarios.

La impugnación se admitió en el expediente SCM-JE-17/2020 y la magistrada Guadalupe Silva Rojas será la encargada de determinar si confirma el fallo del TEEP o lo revoca.

Alcalde y Cabildo la destituyen

La remoción y suspensión del pago de sueldos a la regidora de Industria, Comercio, Agricultura y Ganadería fueron un acuerdo entre el alcalde priísta y el Cabildo, según consigna la sentencia del tribunal local.

El argumento que se utilizó es que Ramírez Salazar había “abandonado” sus labores, sin embargo, se demostró que en realidad no se le convocaba a la sesiones de Cabildo, carecía de un lugar de trabajo e incluso se le llegó a negar el acceso a la presidencia municipal.

La regidora consideró estos actos como una represalia por cuestionar algunas decisiones del edil, no avalar algunos movimientos financieros y mantener una postura crítica en el ayuntamiento de este municipio ubicado en la Sierra Negra.