El PRI, el PAN y diputados locales insistieron al gobernador Miguel Barbosa Huerta en que urge un plan económico que incluya suspender el pago de impuestos y servicios durante la contingencia por Covid-19 y no sólo regalar despensas.

Ante la inminente llegada de una recesión económica, pugnaron por otorgar estímulos a pequeñas y grandes empresas para que no cierren o despidan personal y paguen los salarios completos durante el aislamiento.

La dirigente estatal panista, Genoveva Huerta Villegas, dijo que la entrega de despensas por parte del gobierno del estado es un acto de “demagogia” que no atiende los problemas de fondo.

En conferencia de prensa virtual señaló que el programa además puede ser utilizado con fines clientelares y no de ayuda, como se promueve.

Por ello reiteró en que la verdadera urgencia es un plan económico donde se reduzca al menos a la mitad el pago del Impuesto sobre la Nómina (ISN) y se suspenda el pago predial tanto a empresas como a la ciudadanía en general.

PRI pide prorrogar 3 meses 

El delegado nacional del PRI, Américo Zúñiga Martínez, por su lado exigió que la suspensión del pago de contribuciones se extienda por dos o tres meses mientras concluye la etapa de aislamiento.

El pago del predial, el agua y del servicio de limpia también pidió suspenderlos igual que los impuestos estatales mientras concluye la contingencia.

En rueda de prensa virtual, demandó que también la medida se replique a nivel nacional, para postergar el pago de luz y de impuestos nacionales, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS).

Además el priísta exigió al gobierno federal cancelar las obras “faraónicas” que no son prioritarias en este momento, como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el aeropuerto de Santa Lucía. 

Exigen frenar impuestos al turismo

Por su lado el diputado local José Juan Espinosa Torres (del PT), también criticó la entrega de despensas por considerar que se busca sacar provecho político de la situación. 

En un video publicado en sus redes sociales urgió al gobierno del estado a que mejor suspenda el cobro del Impuesto sobre hospedaje, en vista de que el turismo está detenido.

De continuar la recaudación —alertó— se condenaría a los hoteles y moteles a cerrar de forma definitiva, porque la mayoría está sin ingresos desde hace dos semanas.

El legislador reclamó que hasta ahora ha sido ignorado su escrito enviado desde la semana pasada al gobernador Miguel Barbosa Huerta, para solicitar la suspensión del ISN y los demás impuestos, por lo que demandó atender su petición por considerarla urgente.