Al sostener una reunión virtual con alrededor de 3 mil 900 líderes, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)Carlos Salazar Lomelín, planteó un programa de reactivación económica al margen del que el gobierno de la República presentó.

El líder empresarial propuso una resistencia a la política gubernamental de Andrés Manuel López Obrador, pues existe inconformidad con el presidente al no haber incorporado un decálogo diseñado por los empresarios para tomar acciones frente a las afectaciones por la crisis que atraviesa nuestro país por el coronavirus. Agregó que dichas propuesta fueron presentadas desde hace cuatro semanas ante el mandatario federal.

Salazar Lomelín afirmó en el inicio de  su mensaje virtual, que México enfrenta una crisis inusual pues viene de una falta de crecimiento a lo largo de 2019, donde el Producto Interno Bruto (PIB) estuvo en cero, lo que provocó falta de empleos, oportunidades, de crecimiento e inversión.

Incluso el líder del CCE fue tajante al señalar que “a falta de un gobierno que nos organice”, se estará proponiendo las “Medidas para Enfrentar la Contingencia Económica Covid-19”, por parte de los organismos empresariales.

El documento plantea suscribir un gran convenio nacional entre gobierno, empresarios, trabajadores y el sector social para poder transitar los próximos 90 días, cuyo objetivo es proteger el empleo, los salarios y los ingresos de las familias;  sentar las bases de una recuperación inmediata y evitar que la crisis de liquidez de empresas y familias se convierta en una crisis de solvencia pausando los cobros entre los privados y el gobierno.

El presidente del CCE afirmó que “no nos ha faltado ni valentía, tiempo ni interés para tratar de convencer. La puerta se cerró pero sabemos que a través de esta conversación con ustedes, es abrir las puertas del país, abrirnos a la sociedad civil sin necesidad que nuestro gobierno nos apoye. Si estoy no funciona el único responsable es el que cerró la puerta”.

Tras la reunión virtual se concluyó tomar algunas acciones inmediatas:

1.       Adoptar a una micro, pequeña o mediana empresa con aportaciones salariales o recursos.

2.       Designar apoyos económicos entre privados.

3.       Pago a proveedores y compras adelantadas.

4.       No penalización contractual.

5.       Apoyar a las mipymes en la facturación a través de una plataforma ágil y sencilla.

6.       Pagar salarios a los trabajadores  y sostener pláticas con los sindicatos para alcanzar  un acuerdo para evitar la asfixia de las empresas en los próximos noventas días.

Carlos Salazar Lomelín finalizó diciendo que “no se pedían condonaciones, no se pedía que no hubiese pago de impuestos. No se pedía más que se difirieran los pagos y todas las prestaciones”. Agregó que aquellos que están inconformes con el mandato de AMLO, cuando se cumplan los tres años de gobierno tendrán la posibilidad de recurrir al proceso de revocación de mandato.