Un par de vendedores de cecina en Atlixco ocuparon, este lunes, sus respectivos puestos en el mercado municipal Benito Juárez pese a que el establecimiento estaba vacío y por acuerdo general, solo se vendería de jueves a domingo por la contingencia ante Covid-19. 

Para Maru Motolinia, representante de este sector ante el gobierno local, esto es una desobediencia que generó ya mucha molestia entre los demás cecineros y algunos de ellos piden una sanción  para quienes abrieron hoy. 

“Hace unos días después de que los independientes lograron instalarse el sábado en el tianguis, hubo quien entre los comerciantes del Benito Juárez dijeron que deberíamos hacer lo mismo, pero la mayoría se negó conscientes de que debemos reducir el número de gente en el mercado, como prevención. Hubo dos que fueron los que se instalaron hoy que se negaron desde ese momento”, relató la representante. 

Reiteró que el acuerdo fue general, y que estos dos lo rompieron dando un mal ejemplo al resto de los locatarios, por eso ya se han puesto en contacto con el administrador del mercado y con el director de comercio, abasto y vía pública para que se emita algún tipo de sanción. 

En este lugar existen 12 puestos de venta de cecina, cada uno tiene al menos 3 personas laborando al mismo tiempo, lo que implica  casi medio centenar en los momentos de mayor venta. En torno a ellas se establecen vendedores de queso, aguacate, tortillas y tlacloyos, que aumentan la cantidad de personas en un mismo sitio. 

Hasta el momento por parte del área de comercio, abasto y vía pública no hay comunicado al respecto.