El Hospital General de Cholula comenzó a habilitarse desde el martes para que ahí se atiendan los casos de coronavirus en el estado.

Las medidas han implicado el traslado de los pacientes internados a sus casas y a los nosocomios del Sur y el Norte.

De acuerdo con testimonios de los familiares que esta tarde todavía se encontraban a las afueras del hospital, en algunos casos se han dado facilidades con ambulancias.

"Lo llevaron al de Agua Santa, nos dicen que están sacando a los pacientes para lo del coronavirus, la verdad no sabría decirles cuántos hay pero son menos", explicó la familiar de una paciente que pidió el anonimato.

Sin embargo también hay pacientes a los que les han dado el alta para regresar a sus casas y por sus propios medios.

"Es más, a los pacientes los están dando de alta ahora sí que sin tener la alta porque están vaciando el hospital", detalló un comerciante ambulante de la zona. 

De acuerdo con el vendedor, entre quienes dieron de alta fue común escuchar que las recomendaciones de los médicos para dejarles salir implcan que se refuercen las medidas de higiene.

A la par de la salida de pacientes, esta tarde sólo estuvo en operación el área de urgencias y se pudo observar la descarga de decenas de camas nuevas y productos empaquetados.

Ayer, en cambio se revisaron los respiradores disponibles en otros nosocomios como el del general del Sur, donde se detectaron fallas en el 50 por ciento, de acuerdo con información del personal.

El uso del Hospital General de Cholula como el centro de recepción de pacientes con coronavirus también ha desatado reacciones del personal médico que pide el respaldo ciudadano.

En redes sociales, enfermeras han narrado que el aumento de casos les llevará a modificar sus rutinas y también exhortan a sus conocidos a seguir medidas de precaución.

Ayer por la noche, en cambio en el hotel Hampton Inn & Suites by Hilton Puebla que se encuentra a un costado del hospital encendieron sus luces en forma de corazón para motivar al personal.

Por ahora, el cese de actividades en el General de Cholula ha tenido efectos negativos en los negocios aledaños que además padecen cierres de oficinas en Ciudad Judicial.

En el caso de los taxistas han reducido la fila de su base de 10 unidades a una sola, pues no hay servicios.

Mientras que en la principal farmacia de la zona los comerciantes reportan que han bajado sus ventas hasta en un 90 por ciento.