Ante la pandemia por el Covid-19 y los miles de contagios registrados en el mundo, distintas ligas de futbol decidieron suspender actividades para no arriesgar a afición ni a jugadores y evitar así una propagación mayor.

La Liga BBVA MX no quedó exenta de ello y frenó en seco el pasado 15 de marzo con un vibrante duelo entre América vs Cruz Azul, donde Jesús Corona atajó un penal de último minuto para darle la victoria al equipo cementero.

Ahora, tras un reportaje del diario deportivo Récord, trascendió la fecha tentativa para el posible regreso del balompié mexicano, misma que sería en mayo y se jugaría de manera apresurada.

El acuerdo estipulado por los dirigentes de los 18 clubes que militan la liga sería que una vez reanudadas las acciones se ajustara el calendario para realizar jornadas dobles, es decir 2 juegos por semana al igual que en la liga española. De esta manera pretenden que el certamen finalice en los últimos días de junio y que no se empalme con el Apertura 2020, señaló el periodista deportivo David Medrano.

 

Lo negativo

Tras este posible plan de regreso existe una parte que no podría ser del agrado de los protagonistas de este deporte (los jugadores), ya que, si el torneo culminara a finales de junio, no daría espacio para las vacaciones de los clubes, dado que el siguiente certamen inicia en las primeras semanas de julio.

A esto hay que agregar las otras competencias en las que se encuentran activos algunos de los equipos mexicanos, tales como la Liga de Campeones y la final de la Copa MX, por lo que Tigres, Cruz Azul, América (que representan a la liga mexicana en el torneo de Concacaf), Monterrey y Tijuana verían una agenda saturadísima al tener que jugar hasta 3 veces en una sola semana.

Este martes 24 de marzo, tanto representantes de clubes como Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, sostendrán una reunión por videollamada para establecer la fecha oficial de regreso y la manera en que se jugarán las jornadas restantes contando la liguilla.

Foto: Twitter / El Poder del Fútbol