La detención de Eukid Castañón Herrera, que fue uno de los principales colaboradores del exgobernador Rafael Moreno Valle, ocurrió a raíz de una denuncia que un particular presentó, dijo el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Sin embargo, refirió que su gobierno ya presentó denuncias penales en contra del también exlegislador federal, por irregularidades que presuntamente cometió en su paso por la administración estatal, pero rechazó abundar en las mismas por que forman parte de una investigación.

En una conferencia de prensa que ofreció este jueves, Barbosa confirmó que fue la noche del miércoles cuando personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) aprehendió a Castañón en un inmueble ubicado en los límites de la capital y San Andrés Cholula, acusado de extorsión.

El ahora detenido fue uno de los más cercanos colaboradores de Moreno Valle. Ocupó también una curul en la Cámara de Diputados y al fallecer el exgobernador, el 24 de diciembre de 2018, anunció su retiro de la vida pública.

No habrá impunidad en ningún caso, sostiene el gobernador

En la rueda de prensa, el gobernador señaló que aunque la detención de Castañón se trata de un asunto entre particulares, hablaría del tema pues su administración también presentó denuncias penales en su contra, por presuntas anomalías en las que incurrió cuando formó parte del gobierno morenovallista.

El excolaborador de Moreno Valle fue titular de la Secretaría de la Contraloría entre 2013 y 2014, posteriormente fue diputado federal por el PAN.

Barbosa rechazó abundar en los motivos por los que su administración interpuso denuncias en contra de Castañón Herrera, pero refirió que los procesos buscan terminar con la impunidad en el estado, al acusar al detenido de haber gozado de impunidad pese a lacerar derechos de terceros.

“Si este señor gozó de impunidad por muchos años, dañó el patrimonio, el honor, la libertad y otros derechos de las personas, fue otro tiempo… hoy no habrá impunidad”, acotó.

Barbosa Huerta se dijo sorprendido por la aprehensión y celebró la misma, al tiempo, dijo esperar que haya más “sorpresas” por parte de la FGE y del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), en referencia a que se castigue a quienes violentaron la ley en gobiernos pasados.  

“Esto sí es una sorpresa; yo ni me lo esperaba… Fue una sorpresa para mí, y ojalá la Fiscalía General del Estado y el Tribunal Superior de Justicia nos sigan dando sorpresas y vayan desenmarañando la novela poblana: corrupción, fortunas incalculables, eso que no debe de volver, que no puede volver a la cotidianeidad de Puebla”, señaló.

El mandatario fue cuestionado sobre si también se investigaría a familiares del exgobernador José Antonio Gali Fayad por el presunto cobro de extorsiones a empresarios, a lo que respondió que el caso de Castañón no está vinculado al primero, pero aseguró que “no habrá impunidad para nadie”.

“Cualquier denuncia debe ser investigada y si se encuentran pruebas, deber ser investigada, cualquier expresión de impunidad”, mencionó.