En un “cabildazo” los regidores de San Pedro Cholula rechazaron los estados financieros del alcalde Luis Alberto Arriaga Lila y le quitaron la facultad de firmar acuerdos, convenios y contratos a discreción.

Por mayoría de ocho votos contra seis, el Cabildo se negó a avalar las finanzas del mes de febrero, que el presidente municipal de Morena presentó por medio de la Comisión de Patrimonio y Hacienda Pública.

Sin explicarse los motivos, el dictamen simplemente no pasó en la sesión ordinaria de este martes, debido a la oposición de regidores de Morena, PES y PAN.

A favor solo votaron la síndica Cinthya Esperanza Aguayo León; el regidor Armando Filemón Aguirre Amaro, presidente de la Comisión de Patrimonio; el regidor Samuel Mata Rubio, de Industria, Comercio y Desarrollo Económico; Eduardo Papaqui Téllez, de Gobernación, Justicia y Seguridad Pública; María de los Ángeles Ramírez Enciso, de Cultura y el propio alcalde, sin embargo, ni siquiera él pidió la palabra para defender los estados financieros.

Le retiran facultades

Ya en asuntos generales, Arriaga Lila perdió la facultad de firmar acuerdos, convenios y contratos a discreción, que los mismos regidores le otorgaron el 15 de octubre de 2018, en la primera sesión de Cabildo luego de asumir el cargo.

Con ocho votos a favor, cuatro en contra y una abstención de la síndica Aguayo León, se aprobó dejar sin efectos el acuerdo que por año y medio permitió al alcalde firmar convenios de cualquier tipo sin autorización de los regidores.

La medida contra el edil fue impulsada por las regidoras Rubí Luna ÁlvarezMaría del Socorro Manzano Toxqui y María del Carmen Espinosa Torres, hermana del diputado local y exalcalde de San Pedro, José Juan Espinosa Torres.

El punto de acuerdo aprobado no solo arrebató la facultad mencionada, sino que incluyó como segundo resolutivo obligar al presidente a transparentar ante los regidores todos los contratos, convenios y acuerdos que firmó desde que asumió el cargo.

Acusa Arriaga “zarpazo” político

Antes de la votación, Arriaga Lilia acusó que la proposición de las regidoras era un “zarpazo” político por parte de quienes “no pudieron saquear” al ayuntamiento en la pasada administración y ahora ya “andan en campaña”.

Sin nombrar al exalcalde Espinosa Torres ni a su hermana, señaló que personajes que en el pasado no lograron enriquecerse ahora “buscan hacerlo otra vez”.

Por ello dijo que no le sorprendía la embestida en su contra y aseguró que “no pasará nada” tras perder la facultad, pues seguirá trabajando y “dando la cara”.

La regidora María del Carmen Espinosa Torres recordó al alcalde que fue parte del gobierno municipal anterior, por lo que le sugirió aclarar sus dichos de los intentos de “saqueo”, ya que la acusación que lanzó fue muy grave tomando en cuenta que él fungió como coordinador de Gobernación y de Desarrollo Social.

Arriaga pide tregua

Ante la evidente ruptura con el Cabildo, Arriaga Lila pidió a los demás regidores volver a trabajar “en orden y en paz, como lo veníamos haciendo”, sin embargo, solo cuatro de ellos lo apoyaron.

Con ocho votos a favor también fue disuelto el Comité de Obra Pública, que había estado operando desde el inicio de la administración en octubre de 2018.