A través de un comunicado oficial emitido por la propia organización, vía Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, se asegura que esta suspensión es correcta con base al cuidado de las selecciones, país sede y aficionados.

“Es una medida extraordinaria para una situación inesperada, y por lo tanto responde a la necesidad fundamental de evitar una evolución exponencial del virus; presente ya en todos los países de las Asociaciones Miembro de la Confederación. Desde la CONMEBOL no ha sido fácil tomar esta decisión, pero debemos salvaguardar en todo momento la salud de nuestros deportistas y de todos los agentes que forman parte de la gran familia del fútbol sudamericano. No tengan duda de que el torneo de selecciones más antiguo del mundo volverá con fuerzas renovadas en 2021, listo para hacer vibrar de nuevo al continente y al mundo entero con la pasión que siempre nos caracteriza”, compartió el presidente.

Argentina y Colombia son las sedes de esta competencia, mismas que ya acataron las indicaciones de seguridad y sanidad para comenzar los preparativos del evento, con la intención de no tener contratiempos por tener un año entero para la realización de la Copa América sin errores.