En la colonia Hermosa Provincia de Guadalajara, Jalisco, es bien conocida la imponencia que tiene el templo central de la Iglesia la Luz del Mundo. Sin embargo, algo que pocos conocíamos era que debajo de este recinto se esconden túneles secretos hechos exclusivamente para beneficio de sus líderes, el último Naasón Joaquín, quien hoy día es acusado de abuso sexual en contra de jóvenes mujeres feligreses.

La revelación sobre la existencia de dichos pasadizos llegó por parte de dos víctimas (un hombre y una mujer) del líder religioso a través de una entrevista para Univisión.

De acuerdo con ambos testigos, existen cinco túneles secretos debajo del templo, uno de los cuales llega a un salón donde Naasón Joaquín sostenía reuniones con los obispos de su iglesia.

Un dato que resaltó debido a que dejó en evidencia la extravagancia del líder, fue que estos conductos debían oler a loción Gucci por propia petición de Naasón.

“Tenía delirio de persecución, siempre había un carro detrás del templo con el motor prendido y con un guardaespaldas esperándolo. La idea de Samuel era poder escaparse”, comentó el testigo.

El mismo testigo reveló que esta infraestructura se creó entre 1986 y 1987, durante la construcción del templo. Samuel Joaquín Flores, fallecido padre de Naasón Joaquín, habría sido quien diseñó y ordenó su construcción.

Además, estos pasajes también habrían servido para ocultar abusos sexuales, según la entrevistada de Univisión. Los túneles miden, de acuerdo con los testimonios, 1.5 metros de ancho y cuentan con una altura de 2.1 metros.

Foto Twitter / Luz del Mundo