Estudiantes de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) realizaron la mañana de este jueves un homenaje luctuoso en honor a sus colegas asesinados este fin de semana en el municipio de Huejotzingo, levantando de manera definitiva el paro que iniciaron ayer por la mañana.

En entrevista posterior al homenaje, Itzel Montiel, miembro de la comunidad universitaria, señaló que la ceremonia que realizaron este día en el Campus Central, es para sensibilizar a la gente y pedir justicia para sus colegas asesinados, que esto sea un parteaguas para un cambio.

"La asamblea que representa la Upaep decidimos hacer una expresión donde toda la comunidad se sensibiliza ante esta situación crítica, queremos llegar a todos para que se den cuenta que la situación actual del país es realmente crítica, donde los estudiantes nos sentimos inseguros al salir de nuestras casas ", señaló.

También invitó a todas las universidades de Puebla a que se unan a este movimiento para generar un cambio pues unidos se hace más, y agregó que la asambleas de la Upaep y de la BUAP han estado en contacto con el gobernador del estado de Puebla y con su comité para que en la próximas citas programadas, siga el diálogo y puedan exponer sus exigencias.

En representación del rector, el secretario de la UPAEP, Antonio Llergo condenó y lamentó los hechos ocurridos, además dijo que este tipo de tragedias no pueden quedar impunes, y aseguró que las protestas realizadas son totalmente justas y legítimas para exigir justicia.

En la ceremonia que congregó a gran cantidad de alumnos, se colocaron tres butacas con batas blancas y con el nombre de Ximena Quijano, José Antonio Parada, Javier Tirado y una silla con una chamarra de mezclilla en honor al conductor de Uber, Josué Emanuel Vital, asesinados en Santa Ana Xalmimilulco.

Con los rostros llenos de tristeza, los universitarios también colocaron una ofrenda floral con rosas blancas bajo las butacas y la silla, las cuales representaban la ausencia de sus compañeros.