Los paros y protestas de alumnos de la BUAP y la Upaep por el asesinato de tres de sus compañeros no sólo continuaron este miércoles en Puebla capital, sino que se extendieron a los municipios de Tehuacán, Atlixco, Tecamachalco, Teziutlán y San Martín Texmelucan, e incluso llegaron a la ciudad de Cuenca, en España.

Las movilizaciones se dieron en el marco de la reunión de los rectores de ambas universidades con el gobierno estatal, y además con el sepelio de Francisco Javier Tirado Márquez en Xalapa, Veracruz, y del chofer de Uber que transportaba a los jóvenes antes de sus asesinatos, Josué Emanuel Vital Castillo, en San Lorenzo Almecatla.

En tanto que los cuerpos de Ximena Quijano Hernández y de José Antonio Parada Cerpa aún permanecen en México, a la espera de que concluyan los trámites para llevarlos a Colombia.

Arrancan jornada con paro de actividades

Estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) iniciaron un paro generalizado de labores desde las 6:30 horas, por lo que sus campos centrales en Ciudad Universitaria y el Barrio de Santiago cerraron por lo menos durante todo el miércoles.

En la BUAP arrancó el paro en la Facultad de Medicina, y se extendió hacia Cuidad Universitaria con los alumnos de Derecho, Administración, Computación, Físico Matemáticas y Arquitectura.

Alrededor de las 9:00 de la mañana, los estudiantes realizaron una marcha en el perímetro de CU para después dirigirse a la Fiscalía General del Estado, en la 31 oriente y el bulevar 5 de mayo.

Paralelamente en el Centro Histórico de Puebla se consumaba el paro en la Facultad de Filosofía y Letras, Historia y Psicología, de dónde salió un contingente rumbo hacia Medicina para apoyar a sus compañeros.

También hubo manifestaciones en el zócalo de alumnos de escuelas incorporadas a la BUAP.

En esta universidad estudiaba Francisco Javier Tirado, quien llegó a Puebla desde Veracruz.

Se extiende al interior del estado

En Tehuacán alrededor de dos mil estudiantes del campus regional marcharon por las principales calles del municipio con consignas como "Medicina no se calla, sabemos lo que pasa" y "Cuando vuelva a mi pueblo, quiero volver graduado, no asesinado".

En el municipio de Tecamachalco también se sumaron al paro los estudiantes de Veterinaria, quienes recorrieron las calles para exigir mayor seguridad, misma situación que en el campus de Teziutlán, donde se manifestaron en las instalaciones de la institución.

Otros de los centros regionales que se sumó fue el de Atlixco, en donde alrededor de 100 alumnos marcharon hacia el zócalo para participar en un mitin junto con alumnos de la preparatoria Simón Bolívar.

De la preparatoria regional Emiliano Zapata de San Martín Texmelucan partió una marcha para exigir mayor seguridad a las autoridades, pues es uno de los municipios más "calientes" en materia de inseguridad.

Se suma la Upaep

En la ciudad de Puebla, alumnos del área de la Salud también detuvieron sus actividades, como muestra de apoyo a los dos alumnos de intercambio colombianos que llegaron para realizar su servicio: Ximena Quijano y José Antonio Parada.

En esta casa de estudios después de mediodía el rector Emilio Baños Ardavín y los padres de Ximena y José Antonio dieron un mensaje de unidad y agradecimiento a los estudiantes.

Jorge Enrique Quijano, papá de Ximena, reconoció las medidas que se tomaron para presionar a las autoridades en la exigencia de justicia.

"Les quiero dar las gracias, de parte de nosotros cuatro; quiero dar las gracias por lo que están haciendo. No se rindan, sigan pidiendo justicia; que no exista impunidad, esto no puede suceder, ustedes son niños", expuso al borde del llanto.

"Cuídense por favor, no sean tercos, sean obedientes; júrenme eso. No se expongan, uno cree que nunca le va a pasar, eso es mentira", dijo.

Llega protesta a España

A través de redes sociales un grupo de estudiantes de Santiago de Compostela, en España, se unieron a las manifestaciones en Puebla por el asesinato de tres jóvenes el pasado lunes en el municipio de Huejotzingo.

Los jóvenes mostraron cartulinas con la leyenda “cansados de sobrevivir queremos vivir” y portaron una bandera de México.

Asimismo, estudiantes en Cuenca manifestaron su repudio a la violencia que se vive contra jóvenes en Puebla.