Andrés Manuel López Obrador aseguró que si el nombre de Enrique Peña Nieto aparece en el caso de Emilio Lozoya, la Fiscalía General de la Repúblicas será la que determine las acciones penales que se seguirán.

“Si en la investigación que están haciendo al ex director de Pemex aparece que está involucrado el ex presidente Peña, la Fiscalía lo va a resolver”.

Andrés Manuel López Obrador indicó que es necesario saber si se puede juzgar a un ex presidente por un delito diferente al de traición a la patria.

El jueves 20 de febrero, Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno no presentará ninguna denuncia en contra de Enrique Peña Nieto, ex presidente de México.

Afirmó que no está encubriendo a Enrique Peña Nieto y que será la Fiscalía General de la República la que podría investigarlo.

“Era el Ejecutivo el que más propiciaba la corrupción, era la fuente principal de corrupción, el Poder Ejecutivo, y empezaba desde arriba, todos los negocios jugosos que se hacían, todos estos últimos escándalos, es muy difícil que no llevaran el visto bueno del presidente”.

Andrés Manuel López Obrador afirmó que cuando se compraron las plantas de fertilizantes, los funcionarios implicados recibieron utilidades millonarias.

“Imagínense un negocio como el de la compra de las plantas de fertilizantes, estamos hablando de que se pagaron como 800 millones de dólares en general, costaban, cuando mucho en lo que se compró 50, ¿cuánto fue la utilidad, entrecomillas, del robo? Les aseguró que no se llevó a cabo en los últimos tiempos un negocio así tan jugoso en ningún país del mundo. Estamos hablando de 3-5 mil millones de pesos”.

AMLO reconoció que es posible que el ex presidente haya estado enterado de las compras irregulares y precisó que será la Fiscalía General la que resolverá el caso.

“Yo creo que tuvo que haber una autorización arriba, y también el que las vendió seguramente tuvo un buen padrino. Tanto el que las vendió como el que las compró. Arriba, arriba, arriba, eso que lo resuelva la fiscalía”.

Andrés Manuel López Obrador reconoció que su gobierno no tiene elementos para acusar a Enrique Peña Nieto y que sólo cuenta con suposiciones.