Las bancadas de todos los partidos se manifestaron en la Cámara de Diputados en contra de la violencia de género y las diputadas del PAN se quitaron los zapatos y los colocaron delante de la tribuna.

Diputados de oposición criticaron que Andrés Manuel López Obrador se comporte de manera insensible y exigieron que aplique estrategias urgentes para erradicar los feminicidios.

Las diputadas del Partido de la Revolución Democrática vistieron playeras con la leyenda: #Estamos Encabronadas.

Los integrantes de la fracción de Movimiento Ciudadano mostraron una pancarta en la que se leía: Señor Presidente la inacción y la indolencia también matan.

En el momento en que la diputada panista Martha Elena García le hablaba al pleno de la Cámara de Diputados, las diputadas panistas comenzaron a acercarse a la tribuna, se quitaron los zapatos y los colocaron a un lado, de una manera parecida a como se ha hecho en las manifestaciones en las que se protesta por los feminicidios.

Gerardo Fernández Noroña aseguró que las diputadas usaron los zapatos sólo como una parodia, porque escondían las marcas.

“Usaron zapatos nuevos sólo para la parodia y que escondían las marcas los paniaguados”.

La diputada perredista Guadalupe Almaguer afirmó que México tiene un Estado feminicida y que no aplica las leyes para detener el asesinato de mujeres.

“México es un Estado feminicida y que la violación a sus derechos humanos es una constante en lo público y lo privado, conductas que llevan a la impunidad, y ni siquiera eso ha sucedido, al contrario, se han desviado o eliminado los recursos destinados a prevenir, atender y sancionar las violencias de género y los feminicidios”.

“No hay programas fundamentales para la coordinación institucional, como lo marca la ley, las leyes que ya tenemos. Esas leyes que ya tenemos, la de Igualdad y la del Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, desde la Presidencia de la República no se quieren implementar”.

Martha Tagle, diputada de Movimiento Ciudadano, habló del caso de la Fátima, la niña de 7 años que fue asesinada en Tláhuac.

“Fátima era una niña de siete años que murió brutalmente asesinada, torturada, abusada sexualmente. Fátima significa única y, sin embargo, nosotros ya perdimos la cuenta de cuántas veces hemos subido a esta misma tribuna a hacer lo mismo que hoy estamos haciendo, a condenar y rechazar enérgicamente los feminicidios”.

“Fácil 10 veces en esta legislatura hemos utilizado esta tribuna para rechazar y condenar el feminicidio. Pero siendo autocríticos, ¿se han dado cuenta lo que hemos hecho y dejado de hacer los diputados de esta Legislatura de la Paridad, o no se han dado cuenta de ello?”.