Miles de vecinos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) llevan tres semanas sin agua por la extracción de 40 pipas de agua diarias que dan servicio al inmueble.

Los vecinos han realizado protestas y bloqueos y han denunciado problemas de desabasto desde hace casi dos años, pero ahora el problema se recrudeció, pues la poca agua que les llega, está sucia, según una nota del diario Reforma.

Con agua extraída de las colonias aledañas, cada día llegan a la terminal aérea 40 pipas para el servicio de baños, limpieza, mantenimiento, restaurantes y suministro para los aviones.

“Aquí en la esquina pueden estar hasta 10 pipas atravesadas, cargando agua de manera clandestina. Se oyen las bombas hidráulicas trabajando toda la noche para succionar agua quién sabe de dónde, en ese predio han de haber excavado muy profundo, no se entiende cómo sacan tanta agua”, comentó un vecino de la calle de Bonifacio Salinas.

En promedio cada mes se pagan 6 millones de pesos al proveedor Adolfo Trejo Castorena, quien ha ganado las licitaciones en la última década.

Funcionarios del aeropuerto advirtieron de una pérdida financiera debido a que la empresa abastece el agua sin supervisión, con lo que no hay garantía de que las pipas lleguen al 100 por ciento de su capacidad. También subrayaron que se adquiere agua potable para los baños, cuando se podría comprar agua tratada. Adolfo Trejo Castorena, quien abastece el agua con decenas de unidades que tienen la leyenda “Servicio Trejo Pipa”, está señalado por la Fiscalía General de la República (FGR) en la carpeta de investigación FVC/VC-2/UI1S/D/733/04-19 por delitos relacionados con el robo de hidrocarburos.