Ante un caso de discriminación de un portador de VIH en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, defensores de la diversidad sexual dijeron que enviarán la queja a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

A través de redes sociales se difundió ayer el caso de un portador de VIH  a cuyo diagnóstico la médico internista añadió el señalamiento de que se trataba de una persona homosexual.

Según el defensor Víctor Manuel León, el afectado es un joven al que se le envió de una clínica ambulatoria en Puebla al Hospital General de Zona No. 20 La Margarita, para conteos de carga viral necesarios para su tratamiento.

"Le pone ahí en el diagnóstico: paciente homosexual. Y le pone también que lo manda a hacerse los estudios. Estamos inconformes porque no es la primera vez que sucede esto", dijo León. 

Apenas en enero se había registrado un caso similar en una clínica del IMSS en la Ciudad de México y a raíz de la difusión del caso de Puebla, otro paciente de La Margarita informó haber sufrido una discriminación similar, pero en el mes de agosto.

En aquella ocasión, explicó León, el paciente requirió de la atención de una dermatóloga que solicitó estudios de VIH que dieron negativo, pero en el apartado de diagnóstico mencionó también el factor de la homosexualidad.

Sobre estos casos ya tienen conocimiento funcionarios del IMSS a nivel federal, dijo León quien agregó que alistan una solicitud para que intervenga la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La reproducción de estigmas en torno al VIH  comienza en el mismo personal médico y es resultado de la falta de programas para atender de manera integral un problema de salud pública y esto se observa tanto en Puebla como a nivel nacional, dijo León.

"Les falta actualizar las campañas de VIH, les falta ser más empáticos a un tema sensible, es un trabajo en conjunto con gestiones empresariales, del sector privado, del gobierno", dijo.

Otro de los estigmas que se reproducen, puso como ejemplo León, es el señalar que las pruebas se deben realizar entre parejas de homosexuales cuando las cifras reflejan que hay otras poblaciones en riesgo como las mujeres.

Asimismo, dijo, se debe trabajar para hacer ver a los portadores que hay tratamientos y el acceso a la salud gratuita para atender el VIH, pues muchos portadores se sienten frenados por estigma y no debe ser una situación que defina sus vidas.