Blanca Irene Yáñez Soto, una mujer de 45 años de edad, relató el robo que sufrió por parte de su propia hija, quien la hizo esperar en la estación de autobuses de Hermosillo, Sonora, mientras huía con su bolso y dinero.

Las mujeres se dirigían rumbo a Mexicali, Baja California, para atender la vista de Irene, quien debido a que padece diabetes ha perdido casi por completo la visión.

Con el pretexto de traerle algo de comer, la joven de 15 años le pidió el bolso a su madre, mismo que contenía 5 mil pesos que su tío, hermano de Irene, les había mandado para ayudarlas con el pasaje.

La visita a Mexicali serviría, precisamente, para atenderse con un especialista, donde algunos familiares prometieron ayudarle con los gastos de su operación. 

“Me dejó mi hija ahí sentada en la central camionera y se llevó el dinero, 5 mil pesos, y se llevó mis papeles, va rumbo a Mexicali y ese dinero me lo dio mi hermano para la ayuda para mis ojos”, contó la mujer.

Yáñez Soto, originaria de El Fuerte, Sinaloa, narró que su hija de 15 años la engañó: "Amá ahorita vengo, no te vayas a quedar dormida, dame la bolsa y ahorita te traigo que cenar", fueron las palabras de la menor antes de desaparecer.

Al preguntar por su hija, un taxista le comentó que se había subido a un camión rumbo a Mexicali. 

 

Foto: Capturas de pantalla de Twitter