Egobierno del estado clausuró ayer las obras del colector pluvial de Huejotzingo para revisar los daños al río Metlapanapa y al drenaje de Juan C. Bonilla, pero hace unas semanas diseñó y difundió una campaña en que descartaban esos efectos negativos.

El Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) difundió un texto con la imagen del gobierno del estado y signado por la Secretaría de Infraestructura, a cargo de la obra, y la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial que el jueves colocó los sellos de clausura.

Se trata del folleto "Proyecto Integral Para la Construcción de Sistemas de Alcantarillado Pluvial y Sanitario: Ciudad Textil", con el que se informaba a la ciudadanía sobre permisos federales, beneficios económicos para Juan C. Bonilla y versiones sobre los riesgos para el medio ambiente de la zona.

En el folleto se asegura que no habría daños por las aguas a desviarse en el drenaje del municipio, pues las industrias del corredor de Huejotzingo se encargarían de tratarlas en sus plantas.

"El agua que sale de las industrias ya viene tratada, sin contaminantes, de esta manera se conducirá por un colector (irá entubada) y no pasará por los cultivos y sembradíos", señala el texto.

También se asevera que el río Metlapanapa no tendría daños pues está incluido en el Proyecto Integral de Saneamiento del Río Atoyac y sus Afluentes, que se encuentra en una primera etapa de construcción de colectores y subcolectores.

Según el folleto, la comuna de Juan C. Bonilla incluso se vería beneficiada con pagos mensuales de 70 a 100 mil pesos por concepto de derechos de descargas de las industrias cercanas.

El anuncio de la clausura lo hizo ayer la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial y entre sus causas se planteó el seguimiento a una investigación iniciada en noviembre para determinar si hay daños al drenaje municipal y al río Metlapanapa.

La clausura se concretó menos de 24 horas después de que quedara libre Miguel López Vega y de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijera que que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales analizaría los posibles efectos negativos del proyecto.