Con el rechazo de regidores de Morena y del PAN, el Cabildo de Puebla tomó protesta a José María Sánchez Carmona como nuevo contralor del gobierno capitalino en sustitución de Mario David Riveroll Vázquez.

El nombramiento confrontó al bloque del Cabildo conocido como el G7, a los regidores albiazules y a la regidora priísta Silvia Tanús Osorio, con la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, a quien acusaron de imponer un contralor a modo, sin el consenso de todos los regidores.

Durante la discusión del tema que se desarrolló en una sesión extraordinaria la noche de este viernes, los regidores de Morena inconformes con la decisión, abandonaron la asamblea sin que esta hubiera terminado.

Pese a la división entre los cabildantes, la propuesta presentada por la presidenta municipal fue avalada por los votos de 10 regidores, mientras que cuatro integrantes de la fracción panista y Tanús Osorio se abstuvieron de emitir su sufragio.

Durante la discusión, el regidor Jorge Eduardo Covián Carrizales, de Morena, acusó a la presidenta municipal de hacer un acuerdo previo para presentar una terna para ocupar el cargo de contralor tras la renuncia de David Riveroll, lo que no ocurrió, según comentó.

En respuesta, Rivera Vivanco aseguró que en reuniones previas presentó los curriculums de cinco distintas personas, aún cuando la ley no lo obliga a ello, por lo que indicó que la designación de Sánchez Carmona no fue arbitraria.

El regidor Edson Cortés Contreras, también de Morena, replicó que aunque las propuestas sí les fueron presentadas, no hubo un análisis real de las mismas, por lo que coincidió en que el nombramiento del nuevo contralor era una imposición.

Por su parte, la regidora morenista Rosa Márquez Cabrera refirió que no avalaría la propuesta debido a que Sánchez Carmona laboró como subcontralor mientras David Riveroll fue titular, lo que resulta contradictorio pues éste último fue criticado por realizar una labor deficiente. “Es una gravedad porque lo que se busca justamente es combatir la corrupción”, acotó.                                                                                                      

Tanto los regidores morenistas como del PAN coincidieron en que, además, Sánchez Carmona no cuenta con experiencia en la función pública, por lo que pusieron en duda su desempeño.

En posterior entrevista, el nuevo contralor señaló que solo con su trabajo demostrará que cuenta con la capacidad necesaria para el cargo y que con su trabajo demostrará que actuará apegado a la ley.

Se inconforma el G7 por designación de coordinador

En otro tema, los regidores que de Morena que integran el G7 acusaron que la presidenta municipal nombró a Ángel Rivera Ortega como coordinador de la fracción de Morena en el Cabildo, pero sin ningún consenso.

Indicaron que se inconformarán por la determinación, pues nunca fueron consultados sobre el tema.