La elección de Morena para renovar la dirigencia en Puebla está por postergarse aún más porque el partido no ha comenzado la reafiliación que le ordenó el TEPJF para desinflar su padrón de militantes.

El delegado nacional Mario Bracamonte González reveló este domingo que ni siquiera hay fecha para comenzar el refrendo, a pesar de que el plazo vence el 31 de enero.

Tras la reunión del consejo estatal adelantó que el partido podría solicitar una prórroga, tanto al Instituto Nacional Electoral (INE), como al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Esto debido a que el INE ordenó a todas las fuerzas políticas realizar una reafiliación tras los cientos de ciudadanos que denunciaron afiliaciones sin su consentimiento.

En tanto, el TEPJF ordenó el refrendo solo a Morena para poder repetir su elección interna, ya que su padrón tiene inconsistencias y esto provocó que se anulara su elección de octubre de 2019, cuando se realizaría originalmente.

Morena no tiene certeza de sus militantes en Puebla, ya que existen dos listas de afiliados, una con 110 mil personas y otra de solo 9 mil.

 

Minimizan retraso

Bracamonte González minimizó el retraso al afirmar que el proceso se puede hacer “en poco tiempo”, sin embargo, no calculó cuánto tomaría ni precisó por qué no se ha realizado.

Por lo anterior es que tampoco se estima cuándo podrá llevarse a cabo la elección interna, ya que tras el refrendo el padrón tiene que enviarse al INE para que todavía se revise y valide.

A esto se suman las pugnas en el partido a nivel nacional sobre el método para elegir a los dirigentes, lo cual también ha frenado la contienda.

 

Bracamonte rinde informe

En el consejo estatal de este día Bracamonte González rindió el primer informe de su trabajo, tras un año al frente de Morena como delegado nacional en funciones de presidente estatal.

También se dio lectura a la convocatoria para la sesión del Consejo Nacional el 26 de enero, en la cual se espera que se reformen los estatutos del partido para incluir la encuesta como método.

Entonces habría dos formatos: la elección secreta en urnas y la encuesta, pero se tendrá que llegar a un acuerdo sobre cuál usar para renovar la dirigencia nacional y cuál para las estatales.

Después de la reforma habrá de darse cumplimiento a la sentencia del TEPJF y, hasta que el tribunal se dé por satisfecho, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) emitirá la convocatoria para la elección interna.

Foto: @Julieta_Kristal