Tras rechazar el fin de semana que el gasoducto Tula - Tuxpan dañe sitios sagrados de Pahuatlán, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que en la zona norte de Puebla faltan instalaciones eléctricas en las que podría incidir la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

Cuestionado sobre la atención a críticos de distintos proyectos durante su gira por Tlaxcala, Hidalgo, Puebla y Estado de México, el mandatario dijo en su rueda de prensa que su gobierno revisa avances de obra y viabilidad.

En algunos casos como el de una autopista en Atenco, que sería parte del aeropuerto, explicó, se evalúa su continuidad por los avances que tiene la infraestructura y en su momento se presentarán argumentos.

Sin embargo, hijo, hay otros casos como el del gasoducto que atraviesa por la parte norte de Puebla, en los que sostendrán un rechazo pues resulta hasta ofensivo atentar contra la cultura del lugar.

"El trazo es por un cerro sagrado, es realmente una ofensa a las tradiciones de los pueblos, o sea, pasar por lugares sagrados un gasoducto, ahí si, tajante, no, no", comentó.

Aunado al trazo, agregó, se debe de considerar que en esa zona de Pahuatlán que visitó el fin de semana falta infraestructura eléctrica en la que podría intervenir la dependencia ahora que se le da valor dentro del gobierno federal.

"Bueno, en esa misma zona faltan subestaciones para el abasto de energía eléctrica y se produce la energía eléctrica con gas y ya no es el tiempo en que todo se privatizaba 

"Ahora la Comisión Federal de Electricidad sigue siendo una empresa pública, una empresa de la nación, de todos", comentó sin ahondar en proyectos en específico.

En vísperas de la visita de López Obrador, la semana pasada integrantes del Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo advirtieron riesgos.

De acuerdo con los defensores del medio ambiente, el traslado de gas natural  desde Estados Unidos que se pretende con el gasoducto podría afectar a más de 260 mil personas de 459 localidades de 34 municipios en Veracruz, Puebla, Hidalgo y el Estado de México. 

Foto: Agencia Enfoque