A pesar de que la prohibición en el municipio de Puebla para la entrega de forma gratuita de bolsas de plástico en comercios entró en vigor desde el 1 de enero, muchos comercios y hasta supermercados han ignorado esta situación y continúan entregándolas de forma indiscriminada.

La prohibición de bolsas de plástico y desechables de un solo uso fue anunciada desde abril de 2019 y se dio como plazo hasta enero de este año para su entrada en vigor, aunque las multas que van de 1 mil 267 a 42 mil 245 pesos se empezarán a aplicar hasta el próximo 30 de abril.

Durante un recorrido realizado por e-consulta en calles del Centro Histórico y en centros comerciales de la capital poblana se pudo constatar que pocos son los establecimientos que han decidido dejar de entregar bolsas de plástico a sus clientes, en una medida que busca reducir la contaminación por este tipo de materiales no biodegradables.

Tiendas de zapatos y ropas son unas de las que continúan repartiendo las bolsas a sus clientes aunque también lo hacen otros giros comerciales como el de alimentos y novedades, sin contar a los comerciantes ambulantes.

Las taquerías continúan la práctica de entregar bolsas de polipapel, vasos desechables y popotes; también, dulcerías y tiendas de abarrotes siguen haciendo uso de las bolsas y pocas tiendas son las que han reemplazado este material por papel y, en menor número, por biodegradables.

De acuerdo con el tabulador de multas, a partir del 30 de abril los comercios que solo necesitan permiso de apertura para operar, se harán acreedores a sanciones de mil 267 pesos a 2 mil 534 pesos, cuando se trate de las dos primeras veces que incurran en esta falta. Pero si el giro requiere licencia de funcionamiento, las multas suben a 2 mil 534 y 8 mil 449 pesos.

Autoservicios siguen dando bolsas

En la misma situación se encuentran tiendas de autoservicio o supermercados como Bodega Aurrerá, Walmart o Soriana, que siguen empacando la mercancía de los clientes en bolsas de plástico, pues son una minoría aquellos que llevan una bolsa reusable para llevarse sus compras.

Los empacadores de la tercera edad que trabajan ahí también ignoran hasta cuándo dejarán de entregarles bolsas para poder empacar, pero aseguran que podrán seguir haciendo su trabajo con las bolsas que lleve la gente o en cajas de cartón que proporcione el centro de autoservicio.

La multa para estos lugares, a partir del 30 de abril, es superior a la del resto de comercios pues de acuerdo con el tabulador, en caso de entregar bolsas gratis con fines de transportación hay multa de 25 mil 347 pesos en la primera ocasión y de 42 mil 245 pesos en caso de reincidencia. 

Foto: Agencia Enfoque