Las posadas o cenas navideñas suelen ser un evento común en las empresas o lugares de trabajo, pues además de cena y baile suelen realizarse rifas para los empleados.

La historia de Adriel García no se despegó mucho de lo habitual, pues decidió asistir a la posada de su trabajo al que recién había ingresado y donde llevaba laborando 5 días.

Tras acudir a dicho evento, se llevó la sorpresa de la noche al ganarse la pantalla Smart TV que rifó la empresa en que trabajaba, pero una vez que se llevó el premio a casa decidió renunciar al trabajo.

“Me metí a trabajar apenas el lunes y me dijeron que si quería ir a la posada el sábado y que voy y me ganando la de 50 jajajaj lo que no saben es que ya no iré el lunes", escribió.

Hasta ahora su publicación ha sido compartida más de 68 mil veces y se volvió viral en redes sociales, llevándose comentarios de todo tipo.

Foto: Captura de pantalla de Twitter