Activistas que desde hace casi dos semanas mantienen un plantón en el zócalo de Puebla para exigir diálogo con el gobernador Barbosa sobre derechos humanos y megaproyectos, denunciaron acciones intimidatorias en su contra. 

Dieron a conocer en rueda de prensa que supuestos policías ministeriales intentaron detener a uno de sus compañeros en la zona del Parque Juárez mientras se dirigían a un foro sobre la privatización del agua. 

Además, en la madrugada del miércoles fueron sorprendidos por la explosión de un artefacto que detonó frente al plantón.

Según Oswaldo Villegas Martínez, del Movimiento Para la Defensa del Agua y de la Tierra (Modat), unas 100 personas dormían en la plaza y otras 15 hacían guardia cuando ocurrió la explosión

De esto dieron cuenta a las autoridades y un día después se realizaron rondines policíacos, pero no se tuvo un seguimiento a probables responsables. 

Como activistas, lamentó Villegas Martínez, identifican que estas situaciones son adversas a la búsqueda de diálogo directo con Barbosa Huerta. 

"Lejos de avanzar en entablar el diálogo vemos que hay acciones de presión e intimidación, pero nosotros vamos a continuar", dijo. 

En el plantón también participan integrantes del Movimiento Independiente Obrero, Campesino y Popular (MIOCUP) y del Movimiento de Autogestión Social Campesino Indígena Popular (MASCIP).

Al igual que lo hicieron el fin de semana pasada, hoy se retirarán del Zócalo y buscarán regresar el próximo lunes con la misma demanda de diálogo con el gobernador. 

Foto: Especial