Al interior de un refrigerador abandonado en un terreno baldío en el municipio de Tecamachalco, fue localizado el cadáver de un hombre que además de tener huellas de tortura, habría sido decapitado.

De acuerdo con reportes de las autoridades, tuvieron conocimiento de este hecho la tarde de este viernes cuando vecinos reportaron que en el Camino Viejo a Pino Suárez había un refrigerador con un olor fétido.

Al llegar, elementos de la Policía Municipal de Tecamachalco se percataron de que adentro del contenedor había un cadáver, colocado en forma de "U" y aparentemente sin la cabeza, motivo por el cual acordonaron la zona y le dieron parte a los servicios periciales de la Fiscalía General del Estado.

En el lugar los peritos señalaron que se trataba de un hombre, el cual estaba totalmente cubierto con cal pero aún así se alcanzaban apreciar algunos golpes y las sogas con las que estaba atado de las extremidades.

El cuerpo y el refrigerador tuvieron que ser trasladados al servicio médico forense para practicar la necropsia de rigor y esperar a que algún familiar pueda hacer la identificación correspondiente.

Foto: Especial