Sábado, 21 de Septiembre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete




Ciudad

Talavera, el nexo entre España y la ciudad mexicana de Puebla

Ciudad   /   
Staff  |
 Lunes, Agosto 26, 2019

La tradición de la alfarería era muy importante para los españoles y, desde su llegada, buscaron un lugar donde poder implementarla

España está ligada al estado mexicano de Puebla desde el siglo XVI debido a las irrepetibles piezas fabricadas con materiales inigualables, ubérrima imaginación y la pasión, tradición y autenticidad de la cerámica de talavera.

La tradición de la alfarería era muy importante para los españoles y, desde su llegada, buscaron un lugar donde poder implementarla. En Puebla, centro de México, encontraron los materiales ideales para replicar su loza ya que las condiciones climáticas les ofrecían un barro café y blanco semejante al que se puede encontrar en Toledo, España.

Es así como empezaron a hacer la famosa talavera en Puebla, “con todos los materiales que utilizaban en España, donde existe un pueblo llamado, apropiadamente, Talavera de la Reina” comentó a Efe, Raúl Calvario, jefe de producción de la empresa Talavera Armando.

Luego de esto, esta industria proveniente del país europeo continuó expandiéndose y llegó a implantarse en las localidades poblanas de Cholula, Atlixco, Tecali y Amozoc, que conformaron el primer grupo de pueblos mexicanos productores de talavera.

PROCESO DE ELABORACIÓN DE TALAVERA

Se comienza con la recolección del barro café y blanco, que es llevado al taller, donde se le remueven impurezas como ramas, semillas y otros tipos de basura. Se la coloca en contenedores de cemento, donde reposa dos o tres semanas, hasta adquirir la consistencia adecuada.

Luego se convierte en una masa homogénea y dúctil, que se pone en una mesa especial con platillo giratorio para moldear las piezas con las manos, a medida que se le echa agua. Luego pasa al área de secado, donde permanecerá un par de semanas más.

A continuación, en el área de esmaltado y pintado, los artistas diseñan figuras y formas con colores que serán originales y únicos en cada una de las piezas. Se culmina el proceso cuando se mete la talavera al horno por 24 horas.

El pasado 21 de julio, por este proceso, la ciudad de Puebla obtuvo la Certificación de la Talavera como producto de Denominación de Origen, con la finalidad de establecer un organismo que revise los productos, inspeccione los procesos y valide su elaboración.

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) cuenta con especialistas que harán pruebas empleando químicos para validar y determinar los procesos, y así otorgar el certificado oficial a los talleres.

Este tipo de certificaciones son fundamentales para seguir haciendo crecer la industria y atraer tanto a nuevos compradores como inversionistas. La alfarería es un arte, pero también una industria que da trabajo y mueve la economía de estas localidades.

Santiago García de REVIEWBOX opina que “Los materiales empleados en esta clase de artesanías siempre transmiten conceptos y cultura. Por eso es importante certificar su autenticidad”.

“Su original y complejo proceso de elaboración es parte de la mística que se genera al mezclar tradiciones antiguas con una nueva apreciación por las mismas. Eso es algo que se debe respetar y proteger”, sentenció.

EL PROBLEMA DE LA PIRATERÍA

El trabajo está siendo amenazado por la piratería de más de 100 talleres de alfareros que comercian piezas sin contar con el certificado pertinente y que no desarrollan el tradicional proceso artesanal, que demora hasta dos meses.

Según Raúl Calvario, la piratería está dañando sobremanera el prestigio de la talavera poblana. "Todos quisieran hacer talavera, pero realmente no es tan fácil porque la original lleva un proceso que no se puede aprender de la noche a la mañana", indicó.

Cabe resaltar que se pueden encontrar conexiones entre el problema de la producción pirata y la baja ocupación laboral y la informalidad de las empresas, ambas lacras sociales que azotan a la ciudad de puebla.

Para luchar contra la piratería, se establecieron recorridos en los talleres para que los clientes puedan ver el proceso e identificar las diferencias entre una pieza original y una pirata.

Durante el recorrido, se aclara que en la talavera nunca se percibe un color totalmente blanco, sino un tono de crema. Asimismo, sólo se pueden utilizar seis colores básicos. Las piezas que no son auténticas tienen hasta 30 combinaciones en sus diseños.

Finalmente, se le recomienda a los turistas y compradores que, si desean adquirir uno de estos productos, se cercioren que tiene la certificación apropiada.

(Fuente http://www.laopinionpuebla.com/la-denominacion-de-origen-de-la-talavera-le-pertenece-a-puebla/)

   


Visitas:


Encuesta