La cosa está así: la youtuber YosStop subió un video para evidenciar al conductor de un yate, ya que supuestamente les frenó la diversión y el servicio que ofreció era pésimo.

Luego de subir este video, salieron a relucir las agresiones y ofensas que ella y su grupo lanzaron hacia el conductor y el que parece ser el dueño del bote, por lo que la cosa resultó contraria y la perjudicada fue la youtuber.

Esto se reflejó de manera evidente en sus canales, y principalmente en la plataforma YouTube, donde sus seguidores mostraron el desapruebo ante la postura argüendera que tomó y el aprovechamiento que tuvieron por la condición del capitán, tachándolo de naco.

 

 

Hasta el mediodía, el canal de la chica contaba con un total de 8, 753, 032 suscriptores, los cuales empezaron a bajar de manera drástica. Y no es para menos, ¿qué se sienten ella y su grupo de aparentes mirreyes que la acompañaban?

Como podemos ver, la youtuber ha bajado por más de dos mil seguidores, lo que también afecta las visualizaciones de sus videos.

 

¿Cuánto tiempo les durará el enojo a sus seguidores? Sabemos que este tipo de berrinches duran poco, para luego olvidarse de todo y ser perdonados por un video de ellos mismos pidiendo disculpas. Y no estaría de más que lo hiciera, sería lo menos que pudiera hacer luego de desacreditar a un trabajador a quien tacharon incluso de puto.

Foto: Twitter