José de Jesús González, delegado en Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sostuvo que el edificio adquirido en 400 millones para sustituir hospital de San Alejandro, se compró de buena fe, pero después se identificaron problemas.

En rueda de prensa, el funcionario federal defendió que la adquisición del hospital del Centro Internacional de Medicina (CIMA) fue una buena inversión, pues estaba valuado en 700 millones, pese a que se considera derrumbar su estructura por no servir para fines hospitalarios.

De Jesús González señaló que el nosocomio adquirido fue construido con las normas de edificación de hace 17 años, totalmente diferentes a las de hoy. Además, dijo que el IMSS propuso que, si la estructura no es funcional para un hospital, pueda emplearse para fines administrativos, donde las reglas son menos estrictas.

El IMSS dio a conocer que planea iniciar construcciones de tres nuevos hospitales para sustituir al antiguo de San Alejandro, dañado tras el sismo del 19 de septiembre del 2017.

En el del CIMA y Amozoc, planean ubicar 260 camas, mientras que en San Alejandro demolerán la estructura dañada para albergar únicamente 180 camas.

CIMA fue un proyecto privado para dar servicios médicos en un predio ubicado en la zona de Angelópolis, en la parte posterior de la Universidad Iberoamericana, sin embargo no se concluyó y se mantuvo en pausa hasta que el IMSS lo adquirió para mudar el hospital de San Alejandro.

Actualmente, tanto el personal médico, administrativo y los pacientes de San Alejandro fueron reubicados en el hospital de La Margarita, sin embargo rebasa en más de 400 por ciento su capacidad, lo que afecta el servicio que se brinda a los derechohabientes.

Foto Agencia Enfoque