Georgina Rodríguez, continua muy ligada a España ya que ha sido su país de residencia cuando era pequeña. En las últimas horas ha volado hasta Madrid con un motivo especial, decidió asistir a un evento benéfico a favor de la asociación Cris contra el cáncer que tuvo lugar en la capital.

La modelo y novia de Cristiano Ronaldo mostró sencillez en su más alta seducción sobre la alfombra roja, después de haber triunfado por el Festival de Cannes.

Este vestido resulta llamativo, se olvidó del color negro que es su favorito para grandes eventos y optó por un tono marrón satinado, poco habitual en vestidos de fiesta.

En cuanto al look de belleza, dejo su larga melena suelta, peinada lisa y con raya en medio además de un maquillaje en tonos tierra destacando su mirada castaña.