De acuerdo con información de la organización Fundación Watter 4 Happiness una nueva marca de agua promovida por ellos permitirá expandir la colocación de biodigestores que captan y reciclan agua de lluvia en hogares mexicanos de escasos recursos y que ya se han probado en Puebla.

Se trata de Joy, una botella de agua alcalina de a litro elaborada con material biodegradable y que se buscará comercializar en diversos puntos de venta. 

Aunque su costo de 35 pesos es alto en comparación a otras marcas, se asegura que estos servirán al 100 por ciento para financiar la instalación de más biodigestores en viviendas.

El trabajo de la organización, se agrega, ha consistido en la instalación de 120 mil sistemas de captación de agua en los estados de estados de Puebla, Tlaxcala, Ciudad de México, Veracruz, Campeche, Chiapas y Querétaro.

Sobre Puebla se especifica que en 2017 su capital se posicionó como la primera metrópoli en el país y América Latina, con mayor número de sistemas instalados, aunque no se especifica la cifra.

En el portal de la fundación por otro lado, se han dado a conocer avances de la instalación de captadores en domicilios de Izúcar de Matamoros.