Aunque ser madre y cuidar de un bebé no es tarea fácil, hay quienes se van al extremo y aplican técnicas de educación poco ortodoxas, como Caitlin Alyse Hardy, una mujer de 33 años que se grabó vaciándole una botella de agua a su bebé de nueve meses en la nariz y en la boca, esto en venganza por todas las noches que el bebé ha despertado a su mamá.

Tras haber grabado el video, la mujer residente de Carolina del Norte lo compartió en Facebook y recibió cientos de comentarios negativos. El video en el que el pequeño bebé despierta tosiendo y vomitando llegó al Sheriff del condado de Sumter a través de la página “whereisbabykate?”, quien acudió el pasado 30 de enero a arrestar a la madre acusada de “maltrato, dolor y sufrimiento innecesarios”. Aunque fue liberada después de unas horas, Caitlin tuvo que pagar una multa de mil 500 dólares, además sigue siendo investigada por maltrato infantil.

Foto: freepik.com