Los empresarios respaldaron el Plan Nacional de Seguridad que presentó Andrés Manuel López Obrador y reconocieron que la pacificación del país ya no puede esperar.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, afirmó que ven con buenos ojos las propuestas de seguridad que realizó el próximo gobierno.

“Se ve con agrado las propuestas que se están formulando para una reorganización de las instituciones dedicadas a la seguridad, empezando por la conformación de la Secretaría de Seguridad, separando esas tareas de la Secretaría de Gobernación”.

Aseguró que los niveles de violencia en México avanzaron de forma alarmante y que es necesario responder con acciones que tranquilicen el país.

“El 57.9% de los socios Coparmex fueron víctimas del delito en el último año. Esto representa un incremento de 7.1 puntos con respecto a los resultados de junio 2018”.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró que tener un plan de seguridad significa que puede haber resultados que se adviertan en el corto plazo.

“Tener un plan nos lleva a expectativas de que lograremos avanzar en temas de seguridad y esperamos que podamos tener resultados durante el primer trimestre del año”.

El líder empresarial indicó que es necesario que se atiendan los robos que sufren los trenes y los transportistas.

“En el caso del sistema nacional de seguridad, de la propuesta del plan de seguridad, sólo reitero que como empresarios nos interesa que se atienda el robo en ferrocarriles, se atienda el robo de autotransporte, se coordinen para la protección de nuestros trabajadores en el transporte de su casa a nuestros lugares de trabajo, y que nos congratulamos que se haga un reconocimiento de las Fuerzas Armadas que nos han ayudado en distintas regiones del país a restablecer el orden”.

El miércoles 14 de noviembre, Andrés Manuel López Obrador presentó el Plan de Seguridad Nacional y perfiló la creación de una Guardia Nacional.

En el cuerpo de seguridad se incluirán policías convencionales y miembros de las fuerzas armadas federales.

Andrés Manuel López Obrador indicó que existirán 266 coordinaciones, pero que al principio sólo habrá 150 y en los primeros años llegarán a 200.

El presidente electo aseguró que el ejército continuará apoyando en labores de seguridad y prometió que jamás lo utilizará para reprimir a la población.

Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad, adelantó que durante la administración de Andrés Manuel López Obrador no se comprarán armas ni tecnología porque las que hay son suficientes.

“El Estado mexicano cuenta con la suficiente capacidad tecnológica y con la suficiente capacidad de armamento, así es que no habrá compras, las prioridades como decía, las presupuestales estarán orientadas a otros rubros”.

Crédito de la foto @Coparmex