El escultor Ignacio Palau presentó acciones judiciales contra Miguel Bosé, con quien sostuviera una relación sentimental de 26 años.

Palou solicitó los servicios del despacho de abogados Ortolá Dinnbier pa que defienda sus derechos y los de sus hijos menores.

El País informó que esa firma establecida en Valencia, España, por medio de un comunicado señala: “Ignacio Palau Medina ha encargado a este despacho profesional la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores".

Se dice que esta acción obedece al fracaso de las negociaciones previas que se habían desarrollado por “la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con Miguel Bosé Dominguín durante más de 26 años”.

Con esto, Ignacio ha roto el silencio y sacado a la luz relación afectuosa que mantuvo en total discreción con el intérprete español por más de dos décadas.

La pareja criaba cuatro niños concebidos mediante el procedimiento de “vientre de alquiler”.

La revista Diez Minutos dio a conocer que Miguel Bosé y Nacho Palau se habrían conocido a principios de la década de los noventa y, aunque en ningún momento se dejaron ver en público exhibiendo actitudes que pudieran ofrecer pistas sobre la naturaleza de su vínculo, durante años el segundo habría acompañado al artista en sus constantes viajes profesionales por el mundo antes de centrarse por completo en su trabajo y fundar un estudio junto a su socio Daniel Perandrés en la capital del Turia, el cual cuenta con su propio perfil en la red social Instagram.

Foto / Instagram