Ciudad de México, 1 de septiembre (SinEmbargo).– El Gobierno de Puebla destina un presupuesto millonario en una oficina dedicada al combate de las noticias falsas y de “crisis digital”. Pero su inversión no ha podido contrarrestar la mala imagen de la entidad en términos de violencia. El capítulo más reciente es el de dos personas –sobrino y tío– linchados y quemados vivos por pobladores de Acatlán que reaccionaron con violencia extrema a información infundada que circuló en redes sociales, y que señaló a las víctimas como plagiarios.

El portal Sin Embargo publicó este sábado que la Coordinación de Comunicación y Agenda Digital creada en febrero de 2017 se lanzó, de acuerdo con su entonces coordinador el Diputado local electo Marcelo García Almaguer, para combatir las fake news, no obstante las actividades que reporta se centran en la difusión de información gubernamental en las redes sociales.

A inicios de este año, García Almaguer presumió que la oficina es pionera a nivel nacional en implementar métodos para combatir la información no real.

“El Gobierno de Tony Gali es el primero estado en el país en establecer un ‘Protocolo de Crisis Digital’ para detectar e identificar una fake news”, expuso en entrevista radiofónica en meses pasados.

En los últimos días, los rumores de robo de menores de edad fueron difundidos de manera intensa entre grupos de Facebook, WhatsApp y otras redes sociales.

El miércoles 29 de agosto, a las 16:27 horas, un usuario de Facebook publicó en el grupo Bazar Atlixco una alerta sobre el supuesto robo de menores; 20 minutos después fue compartido como captura de pantalla en la página Región Atlixco, que cuenta con más de 32 mil seguidores.

“Siguen denunciando en redes sociales el robo de menores en #Atlixco Ahora fue por la gran bodega de ferrocarriles”, dice la descripción.

Al corte de esta nota, la publicación fue compartida 384 veces.

Para leer la nota completa siga este enlace:

http://www.sinembargo.mx/01-09-2018/3464786