Molestos por la falta de agua, decenas de vecinos del municipio de Cuyoaco decidieron presionar al alcalde José Luis Rechy Tirado, quien al evadir el diálogo provocó que la gente tomara la alcaldía y quemara al menos dos patrullas frente a la presidencia municipal.

Aunque las protestas iniciaron desde la tarde de este domingo, fue entrada la noche cuando la falta de diálogo con el edil causó molestia en la gente que aqueja desde hace tres semanas la falta de agua que les impide desarrollar de forma normal sus actividades, decidieron tomar la alcaldía.

Posteriormente, volcaron dos patrullas y prendieron fuego frente a los policías municipales que nada pudieron hacer para frenar la ira de los pobladores, aunado a la falta de apoyo oportuno de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal para apoyarlos a controlar la situación.

Fue al ver la quema de las unidades oficiales que finalmente el presidente municipal decidió dialogar con una comitiva de pobladores, con quienes se comprometió a restablecer cuanto antes el suministro del vital líquido en toda la cabecera municipal.

Sobre el motivo que ha provocado la falta de agua, existen dos versiones: una asegura que es una falla mecánica de la bomba que evita que se esté bombeando el líquido a la comunidad, sin embargo otra versión apunta a un supuesto adeudo de más de un millón de pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que impide el uso de la bomba de agua.