Sin cambios y por unanimidad, la Comisión de Gobernación aprobó la reforma a la fracción III 179 del Código Penal para legalizar el uso de gas pimienta y armas electrónicas como medios de defensa.

Se prevé que la propuesta hecha por el gobernador Antonio Gali Fayad se vote en el pleno este viernes en la sesión extraordinaria a la cual convocará la Comisión Permanente.

La iniciativa incluye  modificar el numeral referido del Código Penal, el cual señala que ya no serán instrumentos prohibidos el gas pimienta y los inmovilizadores electrónicos, pero no podrán  superar los 150 gramos, que sólo produzcan “efectos pasajeros en el organismo” y que no provoquen la pérdida del conocimiento.

La propuesta hecha por Gali Fayad y que aprobaron los legisladores en trabajo de la Comisión de Gobernación quedó de la siguiente manera: “No se consideran armas e instrumentos prohibidos los rociadores, espolvoreadores, gasificadores y dosificadores de sustancias químicas que produzcan efectos pasajeros en el organismo humano, sin llegar a provocar la pérdida del conocimiento, siempre que no sean de capacidad superior a los ciento cincuenta gramos”.

“Tampoco se consideran armas e instrumentos prohibidos las armas electrónicas que sólo produzcan efectos pasajeros en el organismo humano, siempre que su uso no provoque la pérdida del conocimiento ni ponga en riesgo la vida”.

Los cambios propuestos por el poder ejecutivo se originaron tras la polémica generada por las declaraciones de Manuel Alonso García, titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) de la capital, respecto a que el uso del gas pimienta como medio de defensa podría generar la detención de las personas que los utilizaran.

[relativa1]

[relativa2]